Tienda de minerales
Actividades del año 2013
Terapeutas y terapias
Ricard Montseny
Curso con Ricard M.
Vibración y energía
Tu mundo de energia
Se consciente
Mejora tu nivel bioelectromagnético
Consulta craneosacral
Sesión craneosacral
¿Qué es la terapia craneosacral?
Técnicas
Tratamiento
Beneficios
Biodinámica
Videos Masaje fascial
Movimiento respiratorio primario
El esfenoides
Articulación esfenobasilar
Lesión esfenobasilar
Huesos craneales
Dura madre craneal
Sistema nervioso central
Pituitaria y pineal
La médula espinal
S.N. y craneosacral
La espalda y las emociones
Los diafragmas
El sacro y la pelvis
El pie
La mandíbula o ATM
Paladar duro y blando
Las fascias
Anatomia cuerpo humano
La cabeza humana
Los ojos
Las cadenas musculares
Dirección de las fibras
Segmento facilitado
Fulcros inerciales
Liberación somatoemocional
Procesar tus miedos
Pensamientos
El cuerpo dolor
Emociones
Autoestima
La mente humana
El Ser conciente
La consciencia corporal
El campo energético humano
Los chakras
El quiste energético
La sanación
La inteligencia del cuerpo
La escucha y percepción
La relacion entre la psicología y craneosacral
Una visión personal
La salud del terapeuta
Energía positiva
Bioenergía
Relajación
Estrés
Meditación
Respiración pulmonar
La polaridad
¿Dónde acudir?
Diagnóstico a distancia
Trabajo energético
Tu niño interior
Mensajes para el Alma
Afirmaciones Yo Soy
Embarazo y nacimiento
Evolución humana
Defectos psicológicos
La osteopatía
Reeducación postural
Vidas ejemplares
Buenos consejos
Videos cerebro
Videos craneosacral
Fotos craneosacral
Misterios
Grandes maravillas
Frases y dichos
Resumen
Cursos
Varios1
 

ENLACES

ESPECIALES

 
Tao equilibrio energético
Puntos de osteopatia
Anatomía musculoesquelética
El sexto sentido
Salud y enfermedad
Otras terapias
Las amalgamas
Las cicatrices
Las vacuna
Las vacunas 2
Las vacunas 3
Libros
Audios
Videos
Enlaces
MUNDO DE LAS TERAPIAS
 
NUEVO TAROT
 
POWERT POINT

Campo energético humano 3

     

 

 

Campo de energía 1 Campo de energía 2 Campo de energía 3 Campo de energía 4 Campo de energía 5 Campo de energía 6
Campo de energía 7 Campo de energía 8 Campo de energía 9 Campo de energía 10 Campo de energía 11 Campo de energía 12

1. Los campos de energía.- El universo es energía pura, todo lo que te rodea esta echo de energía, cada objeto, cada ser, cada reino de la naturaleza, es importante entonces que en el camino del metafísico, se encuentra el percibir con mayor claridad la energía que te rodea; es energía es vida y tu debes ser capaz de percibirla en todo momento.
 La percepción de la energía de esta manera describe un nuevo entendimiento del mundo físico, los seres humanos aprendemos a percibir lo que era anteriormente un tipo invisible de energía. Antes los científicos asumieron una actitud de escepticismo cientifico, por la influencia que hubo en la edad media, Helena de supercherias, en lo que todo era magia. Por ello, después se demandaron evidencias sólidas para cualquier nueva afirmación acerca de como funciona todo en el mundo y en el universe, pero ahora una nueva dimensión de observación esta naciendo: el mundo del metafisico.
 Einstein trabajó toda su vida para mostrarnos que lo que percibimos como materia sólida, es principalmente un espacio vacio, como un patrón de energía fluyendo a través de ella, asimismo la mecánica quántica ha mostrado que cuando se observa esta energía a cada vez mas pequeños niveles, resultados sorprendentes pueden ser vistos.
 Para poder percibir la energía con mayor claridad, se recomienda que tu acudas frecuentemente a los bosques, a lugares en donde existe muchísima vida vegetal, ya que estas emanan una energía sumamente poderosa que es bastante fácil de percibir; si tu te levantas temprano en la mañana, digamos a las seis cuando el sol empieza a salir, es muy fácil percibir las energías de las plantas y de los árboles, lo que tu vas a ver es una energía blanca que rodea a todos los árboles, a todas las hojas, a todo lo que tiene vida a tu alrededor, es una visión sensacional, es increíble, debes experimentarlo para poder conocerlo, esto es apertura de conciencia.
 Para poder facilitar las visualizaciones, también es importante que tu acudas sin haber tomado alimento alguno y de preferencia que ya hayas decidido dejar de comer carne, ya que eso te inhibe y te impide la visualización de la energía con mayor libertad que cuando Tu eres vegetariano.
 2. El robo de energías.- Los seres humanos veremos muy pronto el universo, como constituido por una sola y dinámica energía, una energía que puede sostenernos y responder a nuestras expectativas, y también veríamos que hemos sido desconectados de una fuente mucho mas grande de esa energía, que nos hemos desconectado s nosotros mismos, y por lo tanto, nos hemos sentido débiles, inseguros y vacíos. Para enfrentar este déficit o faltante de energía, los seres humanos siempre hemos buscado incrementar nuestra energía personal de la Unica manera que hemos creído posible y esta es el buscar sicológicamente robársela a otros humanos. Se abre entonces una competencia inconsciente que subyace a todos los conflictos humanos en el mundo,
 Los seres humanos aún y cuando estemos inconscientes, tenemos la tendencia a controlar y dominar a otros, queremos ganar la energía que existe en nuestros semejantes. Aunque muchos sabemos que esto no dura, esta energía es temporal, La verdadera energia, viene de una fuente superior del universe y esta si es definitivo.
La violencia y el sentido de competencia es la necesidad de control y de poder, para robar la energía del vencido.
 En otras palabras el ser humano esta tratando siempre de dominar, consciente o inconscientemente, cuando el logra dominar, el siente una satisfacción y entonces esta recibiendo energía de aquí  a quien venció sicológica o físicamente, sin embargo después de un tiempo, el siente una depresión porque estas energía que robo no es de su vibración, solo trae un aparente beneficio muy temporal, de ahí que todos aquellos logros que se hacen en competencias deportivas o intelectuales, son solamente efímeras, solo traen una aparente felicidad pero muy corta, muy temporal.
 Tenemos que aprender a conectarnos a una fuente superior de poder y aquí recordaremos lo que ya hemos tratado en el capítulo anterior, cuando hablamos de la energía del sol, la manera de reconectarnos a la fuente de poder es precisamente hacer el saludo al sol, no solo el saludo, sino la integración consciente a su energia, esa es la fuente de poder del ser espiritual, cuando tu te decides a tomarla, a pedirla, a solicitarla, entonces tu estas conectado con una fuente superior, este es el primer paso, posteriormente tu buscarás esa propia energía dentro de ti mismo, en donde se encuentra tu alma, tu ser espiritual, ya que esa es la conexión interior que debes lograr y con ello eliminarás finalmente, la absurda tendencia y equivocada por cierto, de estar robando energia a los demás, y con ello enpezaremos a construir el mundo de Ia nueva era.
 3. La conexión con la energía interna y superior.- Como habiamos dicho anteriormente, la conciencia mística es como una forma de vida que es alcanzable y es la clave para finalizar los conflictos humanos en el mundo, ya que durante la experiencia, estariamos  recibiendo la  energia  de otra  fuente en  la  que aprenderiamos a conectarnos s voluntad,
 Debes tratar de comer lentamente para aprovechar la energía del alimento, para beber agua Dura y viva lentamente Dara absorber su energía y también respirar profundamente sobre todo cuando estás en contacto con la naturaleza, en la playa, en los bosques, en el campo, así absorbes la energía del aire. ello te vuelve mucho mas sensitivo a todas las energías que te rodean.

La curación pránica es uno de los tratamientos más antiguos y extendidos para las enfermedades físicas. El método de curación con el prana sirve para curar el cuerpo físico, dirigiendo el prana hacia uno o más chakras etéricos. La idea es que, estimulando un chakra de este modo, se vivificarán también los órganos corporales y glándulas endocrinas correspondientes.
Prana es una palabra sánscrita derivada de pra y de la raíz verbal an, y se refiere a la “fuerza vital” que vivifica el cuerpo etérico y el sistema nervioso. El yogui Ramacharaka nos da la siguiente definición: “El prana es la fuerza por la cual se produce toda actividad en el cuerpo; mediante la cual todos los movimientos del cuerpo son posibles; por la cual todo funciona; y a través de la cual se manifiestan todos los signos de vida”.
El prana, generalmente, se cree que en su origen está formado por emanaciones del sol, que más tarde son absorbidas por el chakra esplénico.
Según la filosofía yóguica, el prana se divide en cinco clases; sin embargo, para la finalidad de este artículo, no es necesario entender en detalle de qué modo se divide el prana y cómo fluye a través del cuerpo etérico.
Tratamiento de los Chakras
Una función importante de los chakras es la de vivificar el cuerpo físico denso, incluidas las glándulas endocrinas. Desde este punto de vista, la enfermedad puede empezar por una debilidad en algún chakra, que luego afecte la actividad de los nadis. Los nadis son un sistema de canales etéricos o hilos sutiles de fuerza que subyacen al sistema nervioso. Por lo tanto, la actividad de los nadis influye en el sistema nervioso que, a su vez, influye en el sistema glandular y en las hormonas enviadas por la sangre a lo largo del cuerpo. Así, una debilidad en los chakras se traduce en una debilidad en el cuerpo físico denso.
Este método de curación con el prana sirve para curar el cuerpo físico, dirigiendo el prana hacia uno o más chakras etéricos. La idea es que, estimulando un chakra de este modo, se vivificarán también los órganos corporales y glándulas endocrinas correspondientes. Por ejemplo, si el paciente tiene un problema de hígado, entonces hay que tratar su chakra del plexo solar, y si tiene alguna afección pulmonar, hay que tratar su chakra de la garganta.
Cuando un chakra funciona mal, porque es poco activo o demasiado activo, hay dos clases de tratamiento:
Estímulo. Si al chakra que vivifica la zona enferma del cuerpo físico se le diagnostica como poco activo, entonces puede enviarse la energía pránica a estimular ese chakra para que se active más.
Absorción. Y si al chakra se le diagnostica como hiperactivo, entonces se puede enviar prana para estimular un chakra superior, con el fin de reducir la actividad del chakra inferior. A lo largo de la evolución, el centro del corazón controlará el plexo solar, la garganta controlará el sacral, el entrecejo controlará el corazón y la garganta, y la coronilla controlará el entrecejo y el básico. Así, por ejemplo, si el centro sacral se considera hiperactivo, entonces hay que enviar el prana para vivificar el centro de la garganta con el fin de abstraer la energía del sacral.
La curación por el prana utiliza el cuerpo etérico planetario como medio de unión entre el curador y el paciente. La separación no existe, porque los cuerpos etéricos de ambos forman parte integrante del cuerpo etérico planetario, que es un todo ininterrumpido y continuo. En otras palabras, existe una conexión etérica que une al curador con el paciente, aunque estén separados por cientos de kilómetros. Cuando esto sucede, que es el caso llamado del “curador a distacia”, es necesario que éste establezca una relación con el paciente. El sentimiento positivo, que incluye la aceptación, el aprecio y el respeto, puede producir la relación necesaria. Por eso, antes de enviar el prana, lo primero que tiene que hacer el curador es enviar en seguida una emoción positiva, que sirva para vivificar una conexión etérica que una su cuerpo etérico con el del paciente.
Una vez que se ha diagnosticado al paciente y se ha identificado uno de sus centros para ser estimulado, el siguiente paso del curador es el de enviar prana a ese centro. El análisis de la sección anterior sugiere que el chakra de un paciente sólo puede ser receptivo al prana que procede del correspondiente chakra del curador, porque únicamente el chakra del curador es el que utiliza el mismo tipo especializado de prana. Por lo tanto, el curador tiene que tener el concepto de que existe un canal, o conexión etérica vitalizada, a lo largo del cual puede enviarse el prana sanador desde el “centro necesario” en su cuerpo etérico hasta el correspondiente centro en el cuerpo del paciente.
Transmisión del Prana
¿Cómo envía el curador este prana? El término mente consciente indica la combinación de la corriente de la conciencia (que permite a la persona llegar al autoconocimiento), el cuerpo mental y el cerebro físico. No hay que olvidar que el cuerpo etérico forma parte del cuerpo físico. Así como la mente consciente puede dirigir los movimientos del cuerpo físico denso, puede dirigir también los movimientos del cuerpo físico etérico. Como insiste continuamente Alice Bailey, una ley fundamental y universal es que “la energía sigue al pensamiento”. Se trata de que el curador, simplemente a través de la dirección mental, sea capaz de enviar corrientes de prana al paciente, a condición de que se haya vitalizado una conexión etérica entre ellos.
Calidad del Pranna
Para evitar agotarse, el curador tiene que atraer a su cuerpo etérico un prana adicional para reemplazar el que está enviando al paciente. ¿Cómo se puede atraer este prana adicional? Aunque el prana no sea absorbido por los pulmones, su succión está relacionada con la respiración. El movimiento respiratorio activa el chakra esplénico, que a su vez absorbe el prana de la atmósfera. La respiración profunda y rítmica permite asimilar más prana que la respiración poco profunda o la respiración irregular. Sin embargo, puede que el curador no necesite cambiar su ritmo respiratorio deliberadamente para aspirar un prana adicional, porque su subconsciente sabe cambiar de forma automática su ritmo respiratorio por él.
El prana enviado por el curador es más que un simple prana, o vitalidad. Es importante entender que la calidad de este prana dependerá de las fuerzas que actúan en el cuerpo etérico del curador. Dado que el cuerpo etérico es un punto de concentración para todas las energías internas, este prana se verá afectado por las fuerzas que proceden del aparato emocional del curador, de su mente y de su cuerpo causal. Por lo tanto, es muy importante que el curador tenga una estabilidad emocional y una claridad mental a la hora de enviar energía pránica, de modo que las fuerzas que dan calidad a esta energía sean terapéuticas para el paciente.
En resumen, el prana absorbido por el curador pasa por una transformación en dos fases antes de ser enviado: primero es diferenciado por el centro esplénico en prana vyana, samana, apana o upana, y una vez que el prana especializado ha alcanzado uno de los chakras mayores, recibe la calidad de las fuerza que actúan en ese chakra.
El Trabajo Curativo
¿Qué efecto tiene esta energía en el paciente? El trabajo curativo es circulatorio. Una vez que la energía pránica es dirigida por el pensamiento hacia un chakra del paciente, no se acumula en ese chakra, si no que el prana atraviesa el chakra, después los nadis, el sistema nervioso, la glándula endocrina correspondiente y el órgano enfermo, para después influir en el resto del cuerpo físico denso. Este proceso debería ser considerado como un sistema de “inundación”, con un efecto purificador y estimulante.
Se puede hacer la siguiente analogía con respecto a la comida. Si una persona débil no es capaz de digerir la comida, el remedio consiste en prepararle una comida que esté ya parcialmente digerida, para que su estómago pueda asimilarla. Del mismo modo, si una persona es incapaz de absorber y dar calidad al prana por sí misma, puede que sea capaz de absorber lo que ya le ha sido preparado por otra y, de ese modo, conseguir la fuerza necesaria para recuperar el funcionamiento normal de sus órganos.
Modos de Distribución
No es necesario que el curador envíe directamente el prana desde su chakra al correspondiente chakra del paciente. En realidad, esta energía puede ir primero a otro de los centros del curador que actúe como punto de distribución. Se han localizado tres chakras distintos como posibles puntos de distribución: el esplénico, el plexo solar y el entrecejo.
Vamos a suponer que el curador distribuya un prana especializado a través de su propio chakra esplénico. No hay por qué utilizar un chakra desarrollado, porque todos los chakras menores, incluido el esplénico, se cree que están desarrollados al nacer. Para estar seguro de que el prana tenga calidad terapéutica, el curador tiene que tener una “pureza física”, obtenida mediante el control de la sexualidad, una alimentación prudente y el ejercicio físico adecuado. Alice Bailey describe la distribución esplénica de la siguiente forma: “es el prana distribuido o transferido por un curador natural (sin ninguna formación, sin mucho conocimientos esencial, y con muy poca, por no decir ninguna, orientación espiritual). Cura sin saber cómo ni por qué; el prana se limita a fluir a través de él como una fuerte corriente de vitalidad animal, normalmente desde el centro esplénico y no desde ninguno de los siete centros.”
Supongamos ahora que el curador distribuya un prana especializado a través de su chakra del plexo solar, lo cual requiere que este chakra esté desarrollado. Para que el prana tenga calidad terapéutica, el curador ha de tener una “pureza emocional”, es decir, ha de saber controlar sus deseos. H. Naylor nos da la siguiente descripción para este tipo de distribución,: “La mayor parte de éste (prana) procede del plexo solar e irradia desde aquí más que desde el tercer ojo (chakra del entrecejo). Se extiende por las manos si uno sabe dirigirlo”. Eso indica que el prana puede enfocarse con las manos, gracias a los chakras menores de las manos. Utilizando así este tipo de chakras, el curador es capaz de enfocar el prana directamente hacia el chakra receptor del cuerpo etérico del paciente.
En el último caso, el curador dirige y distribuye prana especializado a través de su chakra del entrecejo, lo cual requiere que este chakra esté desarrollado. Para que el prana tenga la calidad adecuada, el curador ha de tener “pureza mental”, es decir, entender la divinidad esencial de un ser humano. E. Chaney da la siguiente descripción para la distribución desde el entrecejo: “una vez que el discípulo ha estimulado el tercer ojo, automáticamente se convierte en curador... Es capaz de crear un tremendo poder que, fluyendo desde el entrecejo hacia las manos y luego a lo largo de la conexión etérica hasta alcanzar al paciente, puede realizar una curación milagrosa e instantánea.”
Eso indica que los chakras de las manos pueden enfocar el prana procedente del entrecejo, del mismo modo que H. Naylor indica que las manos pueden enfocar la energía procedente del plexo solar; y también el prana procedente del chakra esplénico.
¿Qué ventaja tiene distribuir el prana a través del chakra del entrecejo, en vez de distribuirlo mediante los otros dos métodos? Alice Bailey nos da esta respuesta: “Todos los centros del cuerpo del paciente pueden ser receptivos a esta energía, y no uno solo, como en las dos curaciones anteriores”.
La intención del paciente controla la actividad de sus propios chakras. Por eso, cualquiera que sea el método de curación pránica, para que los resultados sean efectivos, por lo general, hace falta que el paciente pida ayuda, crea en el curador y desee verdaderamente ser curado de manera de que sus chakras sean receptivos a la influencia del curador. Un chakra, esté desarrollado o no, tiene la importante función de utilizar el prana para vivificar una parte del cuerpo físico denso. Por lo tanto, el paciente es capaz de responder al tratamiento con el prana, independientemente del desarrollo de su chakra, con tal de que tenga la receptividad adecuada.
Consideraciones Importantes
Como hemos dicho antes, la persona que cura con el prana intenta estimular o abstraer la energía de uno o más chakras del paciente. En cualquier caso, al curador le conviene ser cauto a la hora de determinar cuáles son los centros que han de ser tratados y cómo los tiene que tratar, porque se pueden cometer muchos errores. Es mejor no producir ningún efecto sobre el paciente que cometer una equivocación, como, por ejemplo, estimular de repente un centro que ya es hiperactivo o extraer energía de un centro agotado. Por lo tanto, antes de practicar la curación con el prana, es importante diagnosticar cuidadosamente al paciente.
En vez de hacer los diagnósticos por sí mismo, el curador tiene otra alternativa, sugerida por varios autores: puede invocar la ayuda de una inteligencia superior. Por ejemplo, Alice Bailey se refiere a la misión de un “maestro” o de un “grupo de maestros”; H. Edwards, a los “doctores espirituales” o “inteligencias curativas espirituales”; y G. Meek, a las “entidades descarnadas”. Sin embargo, Alice Bailey añade que el curador tiene que ganarse el derecho a solicitar dicha ayuda en nombre del paciente. Se supone que este derecho se lo gana mediante la entrega, la constancia y la purificación. En otras palabras, no todos los curadores que invocan esta ayuda la reciben.
Si la ayuda de la inteligencia superior es bien merecida o ha sido bien solicitada, entonces dicha inteligencia sabrá hacer el diagnóstico correcto, así como dirigir las energías necesarias para cualquier forma de curación pránica. Normalmente, se obtienen mejores resultados cuando se está bajo la dirección de la inteligencia superior, porque ésta tiene un mayor conocimiento de los flujos de energía que hay en el cuerpo etérico y, por lo tanto, puede ejercer un control mental más esmerado sobre dichos flujos.
Efectividad de la curación
Una vez que se han dado todos los pasos necesarios para la curación pránica, ¿mejorará la salud del paciente? Muchas veces sí, pero los resultados sólo son provisionales. Recordemos que la enfermedad física puede tener una causa externa o bien una causa interna. Si tiene una causa interna, ésta puede estar a nivel etérico, emocional o mental. Si la causa está a nivel emocional o mental, entonces la debilidad en los chakras etéricos no sería más que un reflejo de un problema más profundo y fundamental. La curación por telepatía y por radiación, dentro de la curación por los chakras, son métodos que pueden devolver la armonía a niveles más profundos.

Audio: Audio de lo físico a lo sutil Audio: Cuerpo físico Audio: Estilo de vida y salud
Audio: Desde Grecia Audio: Aproximándonos a oriente Audio: Sistema energético humano
Audio: Cuerpo energético holográfico Audio: Chakras o centros de energía Audio: Cuerpo emocional
Audio: Cuerpo mental Audio: Dimensión espiritual Audio: Los chakras centros de conciencia
Audio: Chakra 1 Muladhara Audio: 2 Chakra Swadhistana Audio: 3 Chakra Manipura
Audio: Chakra 4 Anahata Audio: Chakra 5 Vishudaha Audio: Chakra 6 Ajna
Audio: Chakra 7 Sahasrara Audio: Epílogo  

 

 

Campos de energía humana

 

 

Álbum sin título